Mostrando entradas con la etiqueta escucha. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta escucha. Mostrar todas las entradas

El storytelling o cómo responder en una entrevista de trabajo

En una entrevista de trabajo no es lo mismo contestar a las preguntas del entrevistador ciñéndose a la respuesta de forma escueta, que responder contando una historia (storytelling), incluso haciendo alguna gracieta o chiste. 

Con la construcción narrativa chistosa se consigue sintetizar el mensaje y apoyarse sobre lo que es esencial. Es una forma de llamar la atención y provocar que el que escucha, lo visualice y conecte. Podríamos decir que depende de tres elementos: poner en situación; contar algo disonante; y tener una ocurrencia. Todo ello contado con una sonrisa, ayuda a  involucrar a tu interlocutor.

Pongamos un ejemplo:

¿Por qué dejó su último puesto de trabajo?

Respuesta escueta: Me despidieron porque le empresa entró en pérdidas y ya no necesitaban de mis servicios.

Respuesta de storytelling: Mi empresa que se dedica a la venta de coches, tuvo un problema porque no le servían los componentes electrónicos de las fábricas japonesas y ello produjo que tuviésemos un stock de coches en almacén sin poder entregar al destinatario final. No sabíamos dónde guardar tanto coche. Imagínese¡ hasta pensábamos regalar coches con sorpresa¡¡.., ja, ja, .. Estuvimos un mes buscando soluciones, pero finalmente mi empresa tuvo que prescindir de puestos de trabajo y como yo era uno de los últimos incorporados, me tocó a mí.

Y, ahora que lo sabes, ¿cómo contestarás? 

El storytelling necesita de entrenamiento, así que vete practicando y sonríe. 😉

¿Eres de los que escuchas o de los que oyes?

¿Escuchas u oyes?
Cuando nacemos nos enseñan a andar, a hablar, ... pero no nos enseñan a escuchar. Nacemos con la capacidad biológica de oír y pensamos que con ello lo entendemos todo. Somos nosotros, a través de la experiencia los que convertiremos los sonidos, percibiéndolos por el primer conocimiento de las impresiones que comunican con nuestros sentidos, en palabras o sonidos interpretándolas. Por ejemplo, si oímos a un perro ladrar, hasta que no vemos el perro como ladra (o alguien nos lo explica), no identificaremos que ese sonido es un ladrido. Por tanto podemos decir que la Escucha biológica es la capacidad que tenemos los seres humanos al nacer de percibir e interpretar.



Sin embargo con esta escucha no podemos decir que sabemos Escuchar. La acción de Escuchar es mucho más compleja. Es poner toda la atención necesaria para comprender lo que la otra persona nos está contando. Por tanto, cuando prestamos atención y escuchamos a través de nuestros sentidos, es cuando denominamos a la escucha como Escucha Activa

Entre medias hay muchos tipos de Escucha, como la Escucha Fingida, que no hace falta explicar porque todos, en algún momento dado, la hemos practicado. Otra, la Escucha Selectiva que es cuando conectamos con nuestro interlocutor al decir en su discurso alguna palabra que tenemos muy presente porque hay algo que nos preocupa o nos interesa. Por ejemplo, cuando estamos en clase y desconectamos, sin embargo si hablan algo de ... ésto entrará en el examen, nos activará la parte del cerebro que nos avisa que nos interesa porque la palabra examen es algo que nos preocupa. Otro tipo de escucha es la Escucha Previa, con la que juzgamos antes de escuchar nada. Es decir, hacemos juicios de su forma de vestir, creemos conocerlo simplemente por lo que nos han contado otros, del tono de su discurso, etc ..., de tal forma que ya estamos predispuestos a saber lo que nos va a contar antes de que nos lo comunique. 

Sin embargo, hay una escucha mucho más significativa, aquella que llamamos Escucha Empática.  La empática se distingue de la activa, porque además de prestar atención al discurso, de escuchar a través de los sentidos, es cuando nos ponemos en el lugar de la persona, sintiendo lo que ella siente, escuchando lo que nos está expresando con sus palabras, su emoción y su cuerpo.

¿Hay más tipos de escucha? Efectivamente. Todos podemos aportar más escuchas. Y ¿hay trucos para aprender a escuchar? Si los hay pero eso será otro cantar.


Mis alumnos no me escuchan

Me decía una profesora (coachee, durante un proceso de coaching) ... "es que mis alumnos ... no me escuchan"

¿Cuántos de vosotros sentís que no os escuchan en clase? o que  ¿no os escucha la persona con la que estáis hablando?.

Mis preguntas, como coach, ante tal afirmación fueron .. ¿quién es el responsable de que no te escuchen en el aula?, ¿ellos? o ¿tú?, ¿quién es el responsable de hacerse escuchar? ¿qué significa para tí escuchar?, ¿cómo te gustaría que te escuchasen? ¿les escuchas tú a ellos cuando te hablan? y ¿si te hablan todos a la vez? ..¿les trasmites cómo te sientes? ¿les sabes explicar qué pasaría si ellos estuviesen en tu lugar?, ¿qué haces diferente cada vez que sientes que no te escuchan? ¿cambias el procedimiento?, ¿qué podrías hacer para cambiarlo? o ¿crees que son ellos los que tienen que cambiar?,  ....

Las preguntas que le hicieron cambiar su semblante y que fueron como  un "click" que se produjo en sus pensamientos, fueron ¿les has explicado y  enseñado a escuchar?, ¿les has contado la diferencia entre oír y escuchar?.


Coaching Educativo en Radio 3W, Zenworking

El pasado 22 de mayo participé en un programa de radio "Zenworking" de Radio 3w. Un programa de Coaching y Desarrollo personal y profesional en el que se habló del Coaching Educativo

El programa está dirigido por Elena Mendoza, coach ..., y profesional de la Comunicación.
Os paso el podcast, por si es de vuestro interés. No obstante, en este post hago un pequeño resumen de la entrevista.