Tú, ¿cueces o enriqueces?

Si dispones de unos días de vacaciones o la posibilidad de desconectar con lo que haces durante todo el año, deja en casa los problemas, los agobios, .. y todo aquello que te preocupa. En estos días de asueto, dedícate a pensar, a empezar a reflexionar, hacer ejercicio, a cambiar de aires si es posible, disfrutar de aquello que no tienes la posibilidad de hacer durante el año, ... y organízate para el nuevo curso académico, laboral o de emprendimiento.

¿Cueces o enriqueces / Te preocupas o te ocupas?
Hay que ser capaz de saber parar cuando uno tiene un problema, o algo que le preocupa, porque estará metido en un tambor que solo da vueltas y vueltas sin saber salir. Es decir, estarás cociendo el problema.

Haciendo cosas diferentes, incluso haciendo cosas que no sean las que más te apetezcan, pero si diferentes, te permitirá ver/observar lo que te preocupa desde otra perspectiva. Perspectiva que te proporcionará poder entender lo que antes no comprendías. Estarás enriqueciéndote.



Incluso te dará distancia para ver qué otros obstáculos hay por el camino y no conseguías ver.

Un truco para tomar perspectiva ante un reto o dilema: 
  • respira y escribe en un papel (esto es importante);
  • piensa cuál es el asunto que quieres resolver, con qué cuentas, con qué no cuentas y con qué te gustaría contar. Otra vez piensa con lo que cuentas y siéntete dichoso de poder contar con algo;
  • ahora lo mejor ... visualiza tu objetivo (qué es lo que quieres conseguir, no en lo que no quieres conseguir (positivo, siempre positivo). En lugar de afrontar el asunto por la misma dirección busca otra entrada para resolverlo¡. 
  • Reflexiona qué responsabilidad tienes tú con lo que te tiene preocupado. Relativízalo¡. Y vete al objetivo que quieres conseguir. Una vez allí, disfruta de la sensación que tienes al conseguirlo.¡¡ ¿lo tienes ya?. Ahora, traételo al presente y piensa qué has tenido que hacer para alcanzar esa sensación cuando lo has conseguido. Enfócate¡
  • Ah¡¡ y disfruta¡
Acuérdate de que no hay que preocuparse, sino ocuparse responsablemente. Enriquécete y deja de cocer¡¡ ;-)