#26J Debate "Las mujeres primero".

Con el título "Las mujeres primero", Antena 3 comenzó la serie de Debates que organiza Atresmedia para la campaña electoral del 26J. Este formato de sólo mujeres fue moderado por un hombre, Vicente Vallés.

La idea de elegir solo mujeres, tachada de discriminación positiva, ha dado un buen resultado pues sus debatientes han sabido llegar al público en general. Había gran expectación por la posición que jugaba cada una de ellas dentro de sus partidos y sus profesiones. Así: 
  • Margarita Robles por el PSOE, ocupa el segundo puesto por la lista de Madrid, es jueza y destacó sobre todo el tema de la justicia en España. Es la única con experiencia de Gobierno en la etapa de Gobierno socialista de Felipe González, ejerciendo de Secretaria de Estado de Interior durante los años 1994-96. Es de carácter introvertido, paciente y reservado. No estuvo a la altura que se le esperaba
  • Carolina Bescansa de UNIDOS PODEMOS, también número dos por Madrid, es profesora en la UCM y  Secretaria de Análisis Político y Social de su formación. Ella realizó una labor pedagógica en sus explicaciones y fue fría a la hora de transmitir Es reflexiva y analítica;
  • Inés Arrimadas por CIUDADANOS, abogada y Portavoz del Grupo de C´s en el Parlamento de Cataluña, disfrutó mediante la oratoria e incidió en el tema de los pactos. Su juventud y desparpajo hacen de ella que se muestre activa aunque ese día dio una imagen muy pesimista de España. Su fuerte es la comunicación tanto verbal como no verbal; y
  • Andrea Levy por PP, también abogada y diputada del Grupo PPC en Cataluña. Es miembro de la ejecutiva Nacional del PP, siendo la responsable de la Vicesecretaría General de Estudios y Programas. Su juventud la convierte en una persona activa, prudente, y con las ideas claras. Realizó una buena exposición de todos los temas y supo dar respuesta a todas sus contrincantes, siendo la más atacada.

Por dividirlo en dos grandes aparatos hablaré de la CV y CNV. 

Comunicación Verbal  en el que todas expusieron correctamente sus argumentos en los cuatro grandes bloques que se trataron, divididos en económico, corrupción, pactos y territorialidad, aportando frescura y manifestaciones sólidas. Se abusó por parte del PSOE, C´S Y U-P del reproche hacia la representante del PP. La anécdota la marcó Robles confundiendo las siglas del PSOE con las del PP  en su argumentación en la defensa de los jueces. Arrimadas expuso una idea muy negativa de la actual política española. Bescansa, basándose en su papel de profesora, pasó del ataque directo a sus otras contrincantes a moderar el debate y también abusando del yoísmo, lo que le hizó perder credibilidad. Y, finalmente, Levy que tuvo una intervención en la que destacó por su fluidez, entereza y  claridad de ideas.

En cuanto a la Comunicación No Verbal, la imagen de la vestimenta que ofrecían todas fue correcta. Arrimadas y Robles apostaron por un color puro que denotase su presencia y Bescansa y Levy optaron por colores azulados, similares al fondo del escenario. En cuanto a la comunicación paraverbal, la que refleja las distinciones de la entonación, volumen, timbre, etc …, Arrimadas es la que mejor lo controló desde el principio, siendo Bescansa la que pasó de gritar a moderar al darse cuenta de que levantaba la voz y aprovechó para recordar al resto de participantes que cuidasen sus tonos. A Levy y Robles les traicionó el timbre que descubría su nerviosismo.

En el capítulo corporalidad e imagen, destacaría la inseguridad que transmitieron Bescansa, Arrimadas y Robles por la gran cantidad de papeles que utilizaban en su atril. Frente a una Andrea Levy con un pupitre limpio que únicamente se intuía su nerviosismo por el agua que bebió. Sin embargo, la corporalidad y el movimiento de manos fueron Levy junto a Arrimadas, las que mejor supieron transmitir. Bescansa denotó en un principio, su nerviosismo  que se podía ver por cómo cruzaba las manos y el poco movimiento que con el tiempo, se fue relajando. El caso contrario fue el de Robles que el tiempo iba en contra de ella.

Ha sido un gran debate porque ellas han estado a la altura de lo que se esperaba. Un Debate con argumentos sólidos que han demostrado que las mujeres bien podrían ocupar los puestos de números uno de sus formaciones políticas. Así tenemos el caso de Estados Unidos donde Hillary Clinton se ha convertido en la primera mujer candidata a la presidencia de los EEUU, esto le da la posibilidad de convertirse en la primera mujer jefa de Estado y de Gobierno de la primera potencia mundial. Un triunfo sin duda histórico en la igualdad de derechos en EEUU.