Cómo influye tu letra en un proceso de selección


Te encuentras en un proceso de selección y empiezan las pruebas, entrevistas individuales, dinámicas de grupo, test psicotécnicos y además te piden una prueba grafológica. ¿En qué consiste? ¿Qué rasgos buscan los seleccionadores de personal en nuestra firma o en un escrito? ¿Qué representa nuestra letra? "La letra es como nuestra fisonomía, como nuestro apretón de manos, nuestra forma de gesticular, es decir, es parte de nuestra identidad".

Esta técnica es empleada en ocasiones por los departamentos de recursos humanos para identificar ciertos aspectos de la personalidad de los candidatos que determinarán si su perfil es el idóneo para desarrollar las funciones que el puesto de trabajo requieren.
 Anteriormente a la búsqueda de empleo por Internet, la solicitud a un puesto de trabajo se hacía bien acudiendo en persona a las empresas para ofertarse y dejar un CV o bien, escribiendo una carta junto con el currículum para aplicar al empleo. El disponer de una carta hacía al reclutador más sencillo su trabajo, pues le permitía saber cómo era el candidato.
Hoy en día basta con darse de alta en portales de búsqueda de empleo y comenzar a recibir ofertas. Una vez que te interesas por alguna de ellas, si eres confirmado por la empresa en cuestión, es cuando empieza el proceso de selección. Si vas pasando entrevistas, posiblemente en algún momento te pidan que realices una carta o escrito "in situ". "El propósito es que sea un escrito espontáneo en el que aflore tu inconsciente y que descubra qué tipo de competencias laborales tienes".
¿Qué van a descubrir a través de tu escritura?
"A través de los rasgos de tu escritura el grafólogo podrá distinguir cuáles son tus características intelectuales, como la voluntad, la constancia, los principios, las emociones o las patologías, en definitiva podrá tener un mapa de tu carácter, personalidad y competencias".

El profesiograma grafológico es el instrumento que se utiliza en los Recursos Humanos para definir, a través de su escritura, por un lado: las competencias, el tipo de puesto si es ejecutivo o dependiente, las responsabilidades y funciones que tendrá que desempeñar; y por otro lado, para descubrir las competencias de los candidatos, donde se valorarán sus talentos, el tipo de actitud, aptitud, sus puntos fuertes y de mejora. Es decir, será el mapa de las características que se requieren para el puesto y la personalidad que posee el candidato.

Por ejemplo, una empresa busca candidatos para dos puestos de trabajo un Teleoperador para el Call Center y un Operario de maquinaria pesada, tipo grúa. "Si eres uno de los candidatos, no busques hacer una letra bonita porque no es en lo que se van a fijan, ellos tomarán nota, tanto del conjunto, como del detalle de tu escrito. Lo importante es que aflore tu inconsciente para conocer si encajas en el nuevo puesto de trabajo. Relájate, respira profundamente tres veces y piensa antes de escribir dónde vas a poner tus datos, los de la empresa, la fecha, la firma, y qué vas a poner. Si escribes una carta con tachaduras darás una imagen sucia, además que puede connotar que estás mintiendo".

Para trabajar de Teleoperador en un Call Center se requiere personas con habilidades sociales, abiertas, extrovertidas, que tengan empatía, trato agradable, simpatía y paciencia. Para un Operador de una grúa de grandes dimensiones, se requiere una persona con una cualificación muy precisa, siendo preferiblemente una persona introvertida, paciente, observadora, organizada y analítica. "Estos son algunas de las competencias que vamos a ver. En un profesiograma, se estudiarán más ítems, pero ésto es simplemente un ejemplo".
Además de los detalles de tu escritura, se fijarán en cómo te mueves en un espacio concreto, es decir, en el folio. Observarán en tu carta dónde colocas tu nombre, el de la empresa, la fecha, el texto, los márgenes, la firma, etc.

Veamos algunos conceptos y sus diferencias:
·       La grafía es el modo de escribir, la representación gráfica, de una letra, palabra o signo gráfico para representar un sonido, por ejemplo, cuando verbalizamos de la palabra "casa", escribimos c-a-s-a; o cuando queremos indicar un punto de información. 
·      La caligrafía es la forma particular que cada persona da a la escritura y que hace que sea de formas legible o ilegible.
·       La grafología es el estudio de las particularidades y rasgos de las letras de cada persona (también llamados idiotismos o gestos tipo), lo que convierte que cada persona tengamos un estilo propio y diferente. No hay dos grafologías iguales, aunque sí pueden ser muy parecidas. Descubriendo las particularidades de la caligrafía, llegamos a comprender la personalidad y las cualidades psicológicas de quien la escribe, así como el temperamento, carácter, incluso salud, de una persona.
·       La Grafística o pericia caligráfica es el conjunto de técnicas grafológicas que tiene por objeto la identificación de la autoría de un escrito, una carta, un testamento, etc.

En este ejemplo podremos ver si los candidatos cumplen con los requisitos.