O vamos, o Obama


Resulta que el presidente americano Obama quiere impulsar una gran reforma del sistema educativo en EE.UU. Algunas de sus ideas han sido definidas algo controvertidas, como, por ejemplo, la de utilizar incentivos económicos para estimular el rendimiento de los profesores; aumentar las ayudas públicas a aquellos centros que luchen por la excelencia; o alargar las jornadas escolares.




Obama ha dicho que "El futuro pertenece a la nación que mejor eduque a sus ciudadanos", reconociendo las limitaciones que sufre el sistema educativo de su país. "Lo tenemos todo para ser esa nación... pero nuestras notas retroceden, nuestras escuelas se tambalean, la calidad de nuestros profesores es insuficiente y otros países nos han pasado por delante".


Por un momento, he pensado lo que podría ocurrir si ésto mismo se plantease en España … ¿Os lo imagináis? Necesitamos más autocrítica, más creatividad, más iniciativas que nos impulsen hacia un sistema educativo que en vez de estar quejándonos de nuestros fracasos, trabajásemos por el éxito de los resultados.


Cuándo vamos a hablar del éxito escolar, frente al fracaso escolar; cuando vamos a premiar a los profesionales vocacionales que ayudan a los alumnos a desarrollarse y completarse, frente a los amargados que buscan en los alumnos sus fracasos y sus frustraciones; cuando vamos a premiar a los centros que buscan la excelencia, frente a la mediocridad.


Si el sistema educativo español no puede con ello, seamos nosotros, los ciudadanos, quienes cambiemos el sistema, como “la montaña que va a Mahoma”. Para ello, aportemos, ayudemos, acompañemos. Y para muestra un botón: mi aportación de ideas, mis iniciativas, mis conocimientos y mi ilusión en ayudar a nuestros futuros líderes del mañana, los chicos y chicas que hoy estudian y mañana serán nuestra esperanza y quienes paguen nuestras pensiones. O les acompañamos en su desarrollo o el día de mañana tendremos más de lo mismo, seguiremos siendo un país de tercera.


Rechacemos un sistema que recompense el fracaso.


Como coach ayudaré y acompañaré, a través de las herramientas de Coaching, a:
· los estudiantes a desarrollarse como personas, facilitándoles herramientas, trasmitiéndoles valores, como el respeto, el compromiso y la confianza para ser lo que ellos elijan y ser felices;
· a los profesores a conseguir ser los mejores, a incentivarles y motivándoles a través de sus ideas, su vocación y su ilusión que es el motor y el ejemplo de sus alumnos; y
· a las familias a que disfruten del resultado de sus esfuerzos y muestren interés por el futuro de sus hijos.
¿Vamos?